Expansión educativa

Creemos que estudiar algo, tanto en el colegio, y muchas veces, estudiar algún grado universitario o de formación profesional, es lo más normal, pero lo cierto es que no ha sido algo muy aclamado y protegido a lo largo de los años.

Fue hace un tiempo atrás, que la expansión educativa, proceso de incorporación de amplios sectores de la sociedad al sistema educativo, que empezó a fraguarse en nuestra sociedad, a nivel universal. La expansión educativa se ha visto fomentada por las numerosas políticas educativas que se han ido haciendo durante los tiempos, al aumento del gasto educativo que se ha visto como una variable importante de este crecimiento.

No sólo ha sido por este tipo de mejoras o avances que realmente, no «pinchamos ni cortamos» los estudiantes o ciudadanos de a pie, sino los que mandan. Pero en nuestra mano sí que ha tenido mucho valor la relevancia que se le ha estado dando a la educación. En la sociedad se ha visto reflejada que, a cuanto mayor nivel académico, mejores condiciones de vida, sueldo o impacto social.

Hace mucho, pero que mucho tiempo, que tu morías en la misma clase social donde habías nacido, sin ni siquiera la posibilidad de ascender. Y gracias al desarrollo social, y como venimos diciendo: la valorización de la educación, que dónde naces, tu etnia o sexo no interviene en tu desarrollo profesional y académico. En las sociedades desarrolladas se considera que la educación es el vehículo que garantiza las igualdades sociales, que equilibra las oportunidades.

Esta expansión podemos verla reflejada en el aumento de la demanda educativa, y como hemos dicho, en un aumento de la intervención del Estado económicamente hablando. Cada vez son más las plazas en colegios públicos, centros educativos enteramente sufragados por el Estado. De esta manera, para que haya una mayor expansión eductaiva, tiene que haber simultáneamente una mayor demanda educativa y una mayor oferta pública de plazas escolares.

Y con todo que hemos leído… ¿por qué siguen existiendo las desigualdades sociales? Según el sociólogo Murphy, la única explicación a la persistencia de las desigualdades sociales en educación son sus preferencias. Si, efectivamente los gustos tienen un papel importante en las decisiones que se toman en el ámbito educativo. Como ya nos hemos hartado de oír «no todas las personas son iguales», de este modo, tampoco sus gustos, sus impulsos o los motivos para tomar decisiones. Generalmente, estamos cortados por la misma tijera, por lo que nuestro entorno, nuestra «pequeña sociedad» que nos rodea, tiene un impacto directo sobre nuestros gustos y decisiones.

Es más corriente que hijos de padres con un nivel adquisitivo y un capital alto, tomen decisiones de seguir en el sistema educativo, y su rendimiento en éste sea más próspero que en alumnos con familias con menor nivel adquisitivo y un capital bajo.

¿Crees que se pueden tomar decisiones o políticas sin tener que aumentar el gasto educativo? ¿Podemos hacer algo a pesar de no trabajar en el Ministerio de Educación? ¡Leo siempre vuestras ideas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *