Reflexionando sobre la figura del profesor/a 👨‍🏫 👩‍🏫

Para poder hablar de cambio educativo, o de cualquier cambio en general, puede ayudarnos mucho mirar atrás, a nuestra experiencia. Lo que hemos vivido en primera persona es lo más relevante para saber lo que queremos dar, ya sea por ausencia o por su presencia.

Cuando hablamos de nuestra vocación, siempre surge una o varias figuras que han formado parte de nuestro recorrido académico. A mi me gusta recordar a aquellos docentes que me han marcado por todas las cualidades y características positivas. Me gusta fijarme en todos aquellos aspectos que me ayudaron a ser mejor alumna y me motivaron a formar parte de la comunidad educativa. Alguna vez os he contado determinados docentes que me han marcado y los motivos, en este momento no me meteré en mi experiencia. Me gustaría poder destacar los valores o cualidades que yo considero que un buen docente debe tener.

De todos los docentes con los que he podido compartir tiempo a lo largo de mis años como estudiante, los que más me han marcado han sido aquellos que trabajan concienzudamente, que quieren cambiar la educación y sin saberlo, son los agentes de cambio que necesitamos. La vocación es un valor determinante para la buena práctica docente. En definitiva, la dedicación en tiempo y recursos, el compromiso con los alumnos y con el proceso de enseñanza-aprendizaje, la motivación, las ganas de formar equipo con los alumnos, quizás rompiendo esa barrera tan divisoria entre alumno-profesor que muchas veces dificulta mucho el desarrollo integral. Estas cualidades son las que, desde mi opinión, hacen a un profesor al agente necesario y adecuado en el proceso de enseñanza y aprendizaje. No es fácil llegar de esta manera a los alumnos.

Cualidades, valores y actitudes de un buen docente

Como síntesis, encontramos esta serie de particularidades de lo que yo considero necesarias e indispensables para poder ser clave o representativo en la vida escolar de los alumnos y alumnas.

  • Dedicación,
  • Compromiso,
  • Motivación,
  • Ganas de formar equipo,
  • Vocación,
  • Cercanía,
  • Atención personalizada,
  • Flexibilidad al cambio,
  • Ruptura de la barrera entre profesor-alumno

Esta actividad la realizamos en clase y salió una reflexión o conclusión muy bonita sobre el increíble impacto que tienen los profesoras/as de educación infantil y primaria. Son años donde al profesor/a se le tiene una consideración especial y un recuerdo con mucho cariño. Qué importante es tener buenos docentes a lo largo de todas las etapas pero sobre todo en ese periodo.

¿Añadirías alguna cualidad, valor o actitud? Te leo en los comentarios!⬇️⬇️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *