CARACTERÍSTICAS DE UN ORIENTADOR SEGÚN CARL ROGGERS

Anteriormente hemos hablado sobre la orientación, en este post hablaremos sobre las características del mismo. Podríamos decir varias características que perfectamente, pueden definir a un orientador, pero Carl Roggers recoge todas las características con más importancia para un orientador.

CARACTERÍSTICAS DE UN ORIENTADOR

Empatía, creatividad, flexibilidad, sentido del humor… Pueden ser unas directrices muy importantes para hacer una orientación a una persona o grupos de personas (orientación familiar, por ejemplo)

Por otro lado, tener los límites emocionales claros. De cara al orientador. No quiere decir que seamos perfectos y que tengamos que gestionar bien el enfado, que no podamos estar triste pero sí debemos tener una buena gestión de estos y saber cuales son mis límites. Si hay un tema que me supera, no puedo trabajar con esa familia.

El conocimiento de sí mismo, la capacidad para aprender de los propios errores y cambiar si fuera necesario, o la apacidad para enfrentarse a los propios problemas y pedir ayuda si fuera necesario, son variables que debes tener presentes siempre.

En último lugar, pero no menos imporante, podríamos introducir las siguientes características, como honradez y respeto, tener intereses culturales y artísticos como para poder conectar más facilmente a la familia o persona individual que acuda a tu consulta.

Pero, para ser un buen orientador, se deben cumplir tres condiciones básicas:

Empatía.

La empatía excesiva puede llevar al descontrol.

Aceptación.

Aceptación incondicional a la otra persona. Libre de prejuicios. Todos tenemos prejuicios y no seríamos sinceros si dijéramos que no los tenemos. Aceptación de la familia tal cual es dejar de lado mis creencias, mis prejuicios, mis ideales…

Congruencia.

Habla de nosotros, de mostrarnos tal cual somos. En el momento que fingimos se nota. Tenemos que actuar tal cual pensamos. La comunicación verbal es el mejor espejo. Autenticidad.